/
/
/
/
/
/

Documentos

Saludo del Rector de la Universidad, Sr. Ignacio Sánchez

Visita apostólica del papa Francisco a Chile Centro Extensión UC, 17 de enero de 2018
Fecha: 17/01/2018
Referencia:
País: Chile
Ciudad: Santiago
Autor: Ignacio Sánchez


Su Santidad, ¡muy bienvenido a la Pontificia Universidad Católica de Chile! Su visita a nuestro país es una gran alegría y una fuente de esperanza para nuestro pueblo. Su
presencia en nuestra universidad -la que es su casa- es un honor, lo que agradecemos de manera especial. Es una visita evangelizadora del sucesor de Pedro, quien llama al cambio y a la conversión personal.

En esta Casa de Estudios, próxima a cumplir el jubileo de sus 130 años, se reúnen hoy los representantes de la educación, de la ciencia, humanidades y arte, de medios de comunicación, junto a la comunidad universitaria. A todos nos reúne la emoción de tenerlo con nosotros, y escuchar su palabra en el apasionante desafío de educar a las futuras generaciones.

Tenemos importantes desafíos para nuestra patria, que dicen relación con la convivencia nacional y con la capacidad de avanzar en comunidad tras la búsqueda de lo que consideramos en esencia justo, bueno, bello y verdadero.

Es así, como hemos puesto énfasis al interior de la universidad, en primer lugar, al cuidado del sentido de comunidad, en el encuentro personal, con una invitación a la participación, a hacerse parte de ella y a tener como modelo a Jesús, quien es el que debe guiar nuestro camino y renovación personal.

En segundo lugar, trabajamos en el cuidado de la casa común. Usted, Santo Padre, ha compartido con nosotros su preocupación por la naturaleza, por la protección de los más vulnerables y por el compromiso con el desarrollo integral de la sociedad.

Nos ha insistido en que en la tierra debemos buscar la forma de articular nuestra relación con los demás, -es decir crear un punto de encuentro-, con nosotros mismos, con la creación y con Dios.

Y en tercer lugar, queremos manifestar nuestro compromiso y apoyo en el cuidado de la vida, desde la fecundación hasta la muerte natural. Acogemos de manera entusiasta su llamado a reavivar nuestra conciencia sobre la importancia de la familia como el núcleo principal de nuestra sociedad. En ella se enseña el valor de la vida, el respeto, el cuidado de los niños y también de las personas mayores.

Queremos vivir la experiencia de la fe al interior de cada una de nuestras familias.

Querido Santo Padre, su visita significará la apertura a un nuevo espacio de diálogo.

Su presencia representa un nuevo impulso para nuestra renovación y cambio personal, por lo que su mensaje permanecerá por siempre en la UC y al interior de todos nuestros corazones.