/
/
/
/
/
/

Documentos

Saludo de Navidad 2017 Arzobispo de La Serena Mons. René Rebolledo Salinas

Fecha: 22/12/2017
Referencia:
País: Chile
Ciudad: La Serena
Autor: Mons. René Rebolledo Salinas


Próximos a la gran celebración de la Navidad el Arzobispo de La Serena, don René Rebolledo Salinas, entregó a los medios de comunicación social su saludo:

“Ante todo agradezco muy cordialmente a los medios de comunicación social representados en este acto. Manifiesto también mis sentimientos de gratitud a los medios por abrir sus puertas, a lo largo de tantos años, a la Iglesia en La Serena. Nuestra misión es esencialmente dar a conocer el Evangelio, la Buena Noticia de Cristo Salvador, e igualmente entregar a ustedes parte significativa de la vida en nuestras comunidades, a fin de que esta riqueza pueda alcanzar a numerosas personas. Sin duda, ustedes, los profesionales de los medios nos han ayudado significativamente en nuestra misión, constituyéndose de este modo en valiosas mediaciones para la consecución de los objetivos mencionados. ¡Muchas gracias por todo! Les solicito transmitir mi saludo y agradecimiento también a sus apreciadas familias, deseándoles paz y amor en Navidad.

Faltan sólo dos días para la Nochebuena, el domingo 24 de diciembre. La santa Eucaristía tendrá lugar a las 19:00 horas. La comunidad del templo Catedral, al anticipar la santa Misa a este horario, desea reservar espacio significativo para compartir en familia, finalizada la celebración. Podemos concretar así el anhelo de celebrar Navidad en familia, vale decir, somos convocados a vivir en familia tanto la Eucaristía como el posterior compartir en cada uno de nuestros hogares.

Con sentimientos de agradecimiento a Dios Padre acogemos el don de la Navidad, su Hijo Jesús. La alegría brota espontáneamente por el gran regalo del Padre Eterno a todos los hombres en cada época, lugar y circunstancias. Ayúdennos a que nuestra sociedad no pierda nunca de vista que Cristo, el Señor, es el gran regalo y motivo de esta fiesta.

En nuestras celebraciones de Nochebuena y del día de la Natividad tendremos presente en el afecto, cercanía y oración a los pobres y afligidos, a los que sufren soledad y abandono, a los enfermos y encarcelados, a los inmigrantes, a los sin techo y a los que están en búsqueda de un trabajo. Recordemos que el Señor ha venido para encontrarse con cada uno de nosotros, particularmente con los pobres y humildes de la tierra.

Los convoco pues a abrirnos al espíritu de la Navidad y a compartirlo generosamente con nuestros hermanos que son también los hermanos de Jesucristo.

Feliz Navidad en la esperanza que la paz y el amor, dones de la presencia de Jesús en medio nuestro, permanezcan en nuestras familias”.

+ René Rebolledo Salinas
Arzobispo de La Serena