/
/
/
/
/
/

Documentos

Primer mensaje de saludo al ser nombrado Obispo de Osorno

Fecha: 10/01/2015
Referencia:
País: Chile
Ciudad: Osorno
Autor: Mons. Juan Barros Madrid


“Servid al Señor con alegría” (Salmo 99).

Quiero expresar mi profundo gozo y gratitud a Dios por el querido Papa Francisco que me ha nombrado Obispo para la Diócesis de Osorno.

Saludo con mucho afecto a todo el Pueblo de Dios que peregrina en esta hermosa Provincia del sur de nuestra Patria. Ya conozco a algunos Sacerdotes y Religiosas que allí laboran, y ahora anhelo poder ir compartiendo cercana y fraternalmente con todos, también con los Diáconos Permanentes y sus familias, con todos los generosos Agentes Evangelizadores, con los miembros de las diversas comunidades eclesiales, los vecinos de la ciudad, de los pueblos y campos, desde la cordillera hasta la costa con sus ríos y lagos. La Divina Providencia nos ha preparado una historia en común y estoy feliz de escribirla con ustedes…. de responder a Jesús como Simón Pedro en el Evangelio según San Mateo: “Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo” (16,16).

Deseo continuar con humildad la ruta de los destacados pastores que han tenido. Su primer Obispo Monseñor Francisco Valdés Subercaseaux ya ha sido declarado Venerable, Siervo de Dios, habiéndose reconocido sus virtudes heroicas.

Quiero integrarme con todo el corazón junto a ustedes al caminar de la Iglesia inspirada hoy tan luminosamente por el Papa Francisco, valorando y animando la vocación de las familias, invitando a los niños y jóvenes a dejar entrar a Jesucristo en sus vidas, agradeciendo y apoyando a nuestros adultos mayores, empeñándonos en un caminar solidario con tantos que sufren; disponiéndonos a colaborar para el mayor bien común con quienes profesan otros credos religiosos, con quienes tienen encargos de más responsabilidad social y política, junto a los miembros de pueblos originarios, con cada uno de los que integran las Comunas de Osorno, Puerto Octay, Purranque, Puyehue, Río Negro, San Juan de la Costa y San Pablo. Con profunda esperanza hago mías las palabras del Papa Francisco: “La alegría del Evangelio es para todo el pueblo… Sueño con una opción misionera capaz de transformarlo todo… El corazón de Dios tiene un sitio preferencial para los pobres… Jesús mismo es el modelo de esta opción evangelizadora… (Evangelii gaudium 23, 27, 197, 269).

En este tiempo litúrgico de la Navidad, invoco especialmente el amparo de nuestra tan querida Madre la Santísima Virgen María, la fiel custodia de San José y la ayuda del Apóstol San Mateo Patrono de la Diócesis. Les pido a todos que recen mucho por mí. Y que peregrinemos juntos con paz y amor hacia el encuentro pleno con el Señor.

Los abraza en Jesucristo el Buen Pastor,


+Juan Barros Madrid