/
/
/
/
/
/

Documentos

Inauguración Espacio Mandela Penitenciaría de Santiago

Fecha: 17/08/2014
Referencia:
País: Chile
Ciudad: Santiago
Autor: P. Luis Roblero sj


En la fiesta de San Alberto Hurtado sj, la Iglesia Católica en colaboración con el Área Técnica de Gendarmería de Chile inaugurará en la Penitenciaría de Santiago y con la presencia del Sr Ministro de Justicia, don José Antonio Gómez, el Sr. Director Nacional de Gendarmería de Chile, don Juan Letelier y el Sr Cardenal de la Iglesia Católica de Chile, Monseñor Ricardo Ezzati, el Espacio Mandela cuyo objetivo es la intervención temprana a la población refractaria de ese centro penitenciario.

La calle 11 de la Penitenciaría fue remodelada con el apoyo de la Cámara Chilena de la Construcción para ofrecer capacitación laboral de excelencia, a cargo de Infocap; talleres de emprendimiento a cargo de Acción Emprendedora, trabajo intra-penitenciario a cargo de FOSIS, alfabetización y nivelación escolar a cargo del liceo penitenciario Herbert Vargas Wallis, atención espiritual a cargo de la capellanía católica, atención psicológica a cargo de la Fundación San Carlos del Maipo y atención jurídica a cargo de la Universidad Alberto Hurtado.

El espacio de intervención lleva el nombre del líder sudafricano porque como Iglesia deseamos hacernos parte del proceso construcción de la libertad de la persona desde la experiencia de la cárcel. Si la privación de libertad es parte del sistema de justicia, entonces nunca puede ser entendida como un castigo sino como un tiempo y espacio de restauración humana. Mandela desde Robben Island construyó su libertad y la libertad de su pueblo y es lo que deseamos desde este espacio de intervención.

Espacio Mandela es para población carcelaria conflictiva y refractaria al sistema que lleva como máximo un tercio de su condena cumplida. Queremos ir a los más complejos y llegar antes que la cárcel dañe aún más a la persona humana privada de libertad. Buscamos una intervención integral por espacio de un año y que derive en un proceso de reinserción social y familiar eficaz.

Pese al dolor que nos causa la delincuencia no podemos dejar ver que sus causas más profundas no tienen tanto que ver con mejores políticas de seguridad ciudadana sino más que nada con políticas sociales eficaces que permitan una mejor vida a todos los chilenos y chilenas. La desigualdad, la segregación y el sistema de privilegios instalado que articula el día a día de Chile dañan al ser humano y la delincuencia es una de las manifestaciones de este daño.

La cárcel es parte del itinerario de vida de esos pobres que no tuvieron de donde sujetarse para no sucumbir ante la mala educación, mala salud, malos barrios, salario mínimo, droga, etc; en la cárcel encontramos a esos pobres y por eso ella es un emblema a nuestro egoísmo. Admiro a los jóvenes que salen en masa cuando ocurre alguna desgracia pero me preocupa que nos hayamos acostumbrado a este tipo de solidaridad heroica que termina reemplazando la justicia.

Hay mucho camino que hacer en este país tan desigual que ofrece un tipo de vida a unos y otra a otros, en este país que se da el gusto de castigar y encerrar al delincuente pobre, mientras que el rico que roba y roba para tener más y más nunca pisará la cárcel. En Chile es más grave robar un celular que hacer casi inalcanzable la salud.

Pero Chile está cambiando y la Iglesia también lo está haciendo. Veo con esperanza lo que viene.

Espacio Mandela, espacio de Iglesia, espacio de dignidad y perdón.

Que el Señor bendiga esta aventura


P. Luis Roblero Arriagada sj
Capellán Nacional católico