/
/
/
/
/
/

Documentos

Ser solidarios siempre

Discurso del Pbro. Rodrigo Tupper, Vicario de Pastoral Social y de los Trabajadores, en el acto de compromiso con la solidaridad permanente, realizado en la Plaza de la Constitución el jueves 20 de agosto, en el contexto del Mes de la Solidaridad, con el
Fecha: 20/08/2009
Referencia:
País: Chile
Ciudad: Santiago
Autor: Pbro. Rodrigo Tupper


Queridos Amigas y amigos:

En primer lugar quiero agradecer a cada uno y a cada una de ustedes por aceptar nuestra invitación a celebrar juntos este mes de la Solidaridad.

En el contexto de este mes y del recuerdo de la muerte del P. Hurtado decimos COMPROMETERSE HACE BIEN. Es una sencilla pero fundamental invitación.
El año pasado decíamos: Escuchar hace bien y es verdad, escuchar al otro significa reconocerlo y acogerlo, hoy queremos dar un paso más, decimos: comprometerse hace bien. Al comprometernos no sólo reconocemos y acogemos al otro como nuestro prójimo, sino que nos involucramos con él, con su vida, con su futuro y con su dignidad.

La solidaridad es otro nombre del amor, y en ella reconocemos la urgente invitación del Papa Juan Pablo II cuando nos decía que: “La Solidaridad es la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común, es decir por el bien de todos y cada uno, para que todos seamos verdaderamente responsables de todos” (SRS 38).

La solidaridad no puede ser una moda, un acto puntual después de una emergencia o algo pasajero en nuestra vida, creemos que debe ser un modo de vivir entre nosotros. Queremos que éste compromiso nos haga mejores personas, mejores ciudadanos y mejores hermanos.

En esta hora de la historia todos tenemos una responsabilidad y una tarea que cumplir en la construcción de la Patria. Anhelamos y soñamos la Patria grande y generosa para todos. Anhelamos y soñamos que Chile sea más fraterno, más justo y equitativo, más alegre y misericordioso, más sencillo y acogedor.

Junto a los obispos de nuestra Patria soñamos que Chile sea una mesa para todos. Es la invitación que los pastores nos hacen al prepararnos, en este tiempo de Misión Continental, para celebrar el Bicentenario de la Patria. Por eso decimos que queremos una mesa dónde todos los hijos e hijas de esta querida Patria nuestra tengan cabida. No queremos ni mesas cojas, ni mesas del pellejo. Queremos la mesa grande y generosa del progreso, del desarrollo, de la alegría y de la paz, para todos.

Para 800.000 chilenos y sus familias estos días no son fáciles. Todos queremos que prontamente puedan encontrar un trabajo digno que les permita llevar el pan del desarrollo a sus hogares. Comprometernos con ellos nos hace bien.

Desde este lugar ciudadano queremos comprometernos, cada momento de nuestra vida, junto a quienes aún viven en la pobreza extrema, para el Chile del Bicentenario sea más justo y equitativo, más fraterno y solidario.

Gracias por estar aquí, hoy y mañana también, y por creer todos juntos que “comprometerse hace bien”.

Muchas gracias y que el Señor Jesucristo, que nos hermana en la solidaridad, los bendiga a todos y todas.

Rodrigo Tupper A. Pbro.
Vicario de la Pastoral Social y de los Trabajadores
Arzobispado de Santiago.
Plaza de la Constitución.
20 de agosto de 2009