Evangelio / Nuestra Liturgia / Glosario / Cartas al Portal / Email / Mapa / Inicio
Volver


Autor: Mons. Alejandro Goic Karmelic
Fecha: 09/10/2012
País: Chile
Ciudad: Santiago
Ref. Cech: 205 / 2012
Descargar PDF

Volver nuestra vida hacia el Señor

Queremos decir una palabra a la Iglesia y al pueblo de Chile, en torno a la situación del obispo Marco Antonio Órdenes, que la opinión pública conoce.

1. Lo que vivimos nos estremece y conmueve. Ante todo por la sola posibilidad de una herida causada a personas por parte de un ministro de la Iglesia. Pero este dolor cobra un carácter singular al ser el acusado un obispo, llamado a ser buen pastor y “servidor del Evangelio de Jesucristo para la esperanza del mundo” (Pastores Gregis).

2. Confiamos plenamente en que la Santa Sede nos aportará las luces de verdad y de justicia que hoy no alcanzamos a vislumbrar. Invitamos a todos a esperar serenamente el esclarecimiento de los hechos denunciados.

3. Nos parecen de gravedad las conductas impropias que públicamente el obispo Órdenes ha reconocido. Creemos que este es un tiempo de reflexión y de plena colaboración con las instancias que corresponde.

4. A mons. Pablo Lizama, nombrado administrador apostólico ‘sede vacante’ de Iquique, expresamos nuestra especial cercanía y oración. A través suyo, nos unimos a las intenciones de todos los fieles en esa querida diócesis.

5. Este jueves el Papa Benedicto XVI inaugurará el Año de la Fe. Él nos ha dicho que la evangelización que nuestro tiempo exige no puede hacerse “sin una disposición sincera de conversión”. Como afirmamos en nuestra reciente Carta Pastoral, nosotros, obispos, “somos los primeros que debemos ser evangelizados”.

6. Hoy hacemos nuestro el sentir de san Pablo: “Estamos atribulados por todas partes, pero no abatidos; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no aniquilados” (2 Cor 4, 9).

7. Volvernos hacia el Señor. Volver a poner el centro de nuestra vida y nuestro actuar en Jesucristo el Señor. Sólo desde Él daremos testimonio vivo de nuestra misión: Iglesia humilde y cercana a las personas más pobres y vulneradas.

8. Que la Virgen del Carmen, venerada en el santuario de La Tirana y en todo el país como nuestra Madre y Señora, cure a los heridos, consuele a los que sufren y nos ayude a caminar por el sendero de su Hijo.

† Alejandro Goic Karmelic
Obispo de Rancagua
Presidente en ejercicio de la Conferencia Episcopal de Chile

† Ignacio Ducasse Medina
Obispo de Valdivia
Secretario General


Santiago, 9 de octubre de 2012.

   
Documentos Diocesanos
 
Caminemos a la luz del Señor
 
Acerca de las indicaciones al Proyecto de Reforma Educacional
 
Inauguración Espacio Mandela Penitenciaría de Santiago
 
Oremos por la Paz, somos una familia humana
 
Propuestas al Proyecto de Ley sobre Educación de Mayo 2014
 
   
Destacamos