Evangelio / Nuestra Liturgia / Glosario / Cartas al Portal / Email / Mapa / Inicio
Volver


Autor: Delegados de Pastoral Juvenil de Chile
Fecha: 22/04/2012
País: Chile
Ciudad: Punta de Tralca

Descargar PDF

Carta a los jóvenes chilenos

Carta de los delegados de Pastoral Juvenil de las diócesis de Chile, al término del Encuentro Nacional, celebrado en Punta de Tralca desde el 20 al 22 de abril de 2012.

Queridos amigos y amigas de Chile,

Nos hemos preguntado muchas veces ¿qué es lo que de verdad anhelamos? Desde que comenzamos a abrirnos paso en el mundo, éste nos propone y a veces nos impone distintas opciones y respuestas: ser exitosos, tener dinero, poseer bienes materiales, ser poderosos.

De cara a esta realidad, durante tres días 170 jóvenes católicos de todo Chile nos hemos reunido en Punta de Tralca para orar, dialogar, compartir fraternalmente nuestra experiencia de fe y nuestro compromiso como jóvenes chilenos. Hemos dialogado sobre nuestra realidad en distintos ámbitos: eclesial, político, artístico, laboral, universitario y secundario. También hemos abordado realidades sensibles, no siempre fáciles de afrontar, como el desempleo, el abandono, la homosexualidad, y especialmente la falta de Dios. Constatamos una realidad en la que día a día está primando el individualismo y en la que, poco a poco, nos apartamos de un trato más digno y de una sociedad más justa. El acontecer nacional nos entristece. Nuestro Chile alberga realidades que no favorecen la justicia social. Los adolescentes que encontramos con depresión y sin sentido, los brotes de violencia como respuesta ante tanta indignación, la cantidad de jóvenes cautivos por la drogadicción y la delincuencia, son realidades de las que debemos hacernos cargo.

Estamos preocupados. Esta realidad es reflejo de una cultura de la muerte. Hace algunos años nuestros obispos de América Latina nos motivaron: “Que nuestros pueblos en Jesús tengan Vida en abundancia”. Un mensaje esperanzador que nos convoca y moviliza, de un modo especial en este tiempo de gracia que es la Misión Joven y al que hemos sido enviado por nuestros Obispos.

En estos momentos también difíciles como Iglesia, queremos hacernos partícipes de una verdad dolorosa, asumiendo que nosotros jóvenes no hemos tenido los espacios ni cumplido un rol suficiente y necesario, acompañándonos en un Chile que está perdiendo el alma.

Compartimos hasta hoy un gran ejemplo de vida: Cristo. Es Él quien nos ha entregado la enseñanza más grande, y el sentido más profundo de nuestra existencia: amar dando la vida por los demás.

Somos miles de jóvenes a lo largo de todo Chile que hemos vivido la experiencia más radical y profunda de nuestras vidas: encontrarnos con el Señor. Y no queremos esconderlo sino anunciarlo porque estamos profundamente agradecidos. Así, nuestro mayor anhelo es que todos se encuentren con Él, para que en Él tengan Vida.

Apelando a todos los jóvenes de buena voluntad, , cristianos y de otros credos, creyentes y no creyentes, les invitamos a comprometerse, a dar la vida por los demás. De norte a sur y de cordillera a mar hagamos de Chile una mesa para todos.

En todo rincón de nuestro pueblo nos encontramos con jóvenes que día a día han asumido este compromiso cristiano y que viven con entusiasmo este tiempo misionero. A ellos queremos entregar una palabra de aliento: ¡continúen dándolo todo por desborde de gratitud y alegría!

Respondiendo a nuestros anhelos les decimos: gasten la vida, pues hay más felicidad en dar que en recibir.

Encomendamos estos propósitos a la Virgen María, madre de nuestra patria, y les renovamos nuestro afecto en Cristo.

DELEGADOS DE PASTORAL JUVENIL DE CHILE


Punta de Tralca, 22 de abril 2012.

   
Documentos Diocesanos
 
Caminos de justicia para una sociedad fraterna
 
SÍNTESIS Testigos de Cristo, nuestra Esperanza
 
Testigos de Cristo, nuestra Esperanza
 
Testigos alegres y convincentes de Cristo Resucitado
 
Carta a los jóvenes chilenos
 
   
Destacamos